lunes, 6 de marzo de 2017


                LO "ASI HALLADO" Y LO "HALLADO"  
                Lo Ordinario (Alison y Peter Smithson,1990)

           Construir a capas una arquitectura receptiva: “entre las capas hay espacio para la ilusión y la                actividad” - Alison and Peter Smithson.





Lo común/ lo cotidiano es quizás lo compartido, lo habitual, lo “normal” y lo cotidiano es lo que nos acompañen el día a día.
Lo que se repite de alguna forma.
Lo ordinario según yo lo entiendo serían las cosas más trascendentales ”ordinarias”, que la arquitectura tradicional no valoraba y pueden convertirse en protagonistas de una arquitectura más emocional, la arquitectura de los sentidos.
Lo trascendental sería un árbol, el sonido, un olor, objetos cotidianos…
Lo no trascendental, el lugar donde me siento a desayunar, los sonidos del agua al caer por las tuberías mientras me ducho, el sonido de los pájaros al amanecer…
Lo así hallado; todo lo que surge o está en el lugar y en las circunstancias que rodean al nacimiento de un proyecto.
La arquitectura, la forma, surge paulatinamente o como paso final de un proceso, en el que se van incorporando los datos complejos que confluyen a la hora de diseñar el edificio. Es necesario tomar muchas decisiones que se irán traduciendo en formas y lo deseable sería que esas formas fueran las más adecuadas para resolver todas las incógnitas que van surgiendo durante el proceso.
Arquitectura informal, sale al final, es el resultado.
Para la arquitectura, lo ordinario ha supuesto un instrumento para investigar fenómenos urbanos emergentes y por extensión, construir una práctica de teoría de la arquitectura basada en aprender el paisaje existente